Pan de Calabaza y Semillas: La Magia de la Panadería en Casa con Amasadora

Pan de Calabaza y Semillas:

 

El pan de calabaza y semillas es una deliciosa creación que combina la riqueza de la calabaza con la textura crujiente de las semillas. Hornear este pan en casa es una experiencia mágica que se vuelve aún más sencilla y eficiente con la ayuda de una amasadora. En este artículo, te guiaré a través de una receta para hacer pan de calabaza y semillas y cómo una amasadora puede convertirte en un panadero casero excepcional.

Ingredientes Pan de Calabaza y Semillas:

  • 500 g de harina de trigo
  • 10 g de sal
  • 10 g de azúcar
  • 10 g de levadura fresca
  • 300 g de puré de calabaza (cocida y escurrida)
  • 30 ml de aceite de oliva
  • 50 g de semillas variadas (calabaza, girasol, chía, etc.)

Pasos Pan de Calabaza y Semillas: 

  1. Preparación de la Masa:

    Comienza disolviendo la levadura fresca en el puré de calabaza. En el tazón de tu amasadora, agrega la harina, la sal y el azúcar. Vierte la mezcla de levadura y calabaza en el centro y comienza a amasar a velocidad baja hasta que los ingredientes se mezclen bien.

  2. Amasado:

    Aumenta la velocidad de la amasadora y amasa la masa durante 10-15 minutos, o hasta que esté suave y elástica. Agrega gradualmente el aceite de oliva y las semillas mientras amasas.

  3. Levantamiento:

    Cubre el tazón con un paño húmedo y deja reposar la masa en un lugar cálido durante aproximadamente una hora, o hasta que duplique su tamaño.

  4. Formación y Horneado:

    Desgasifica la masa suavemente y dale forma a tu pan de calabaza y semillas. Puedes hacer una hogaza redonda o dividirla en panecillos individuales. Coloca el pan en una bandeja para hornear forrada con papel pergamino y espolvorea con más semillas.

    Precalienta tu horno a 180°C. Hornea el pan durante 30-35 minutos, o hasta que esté dorado y emita un aroma irresistible a calabaza y semillas.

Conclusión:

Ahí lo tienes, un pan de calabaza y semillas recién horneado que despierta los sentidos. Con una amasadora, el proceso de amasado se convierte en un juego de niños, lo que te permite disfrutar de la magia de la panadería casera en tu propia cocina.

Hacer pan de calabaza y semillas en casa es una forma deliciosa de experimentar con sabores y texturas únicos. Este pan es perfecto para el desayuno, la merienda o para acompañar tus comidas. Anímate a probar esta receta y comparte la magia de la panadería casera con tus seres queridos. ¡Te sorprenderás con los resultados!